Cómo afecta la traición a la familia

Cómo afecta la traición a la familia

Paul Corcuera

EspañolEspañol | English English

El peor enemigo de la familia… son las malas familias.

Fragmento Original

“…tenemos que ser humildes y realistas, para reconocer que a veces nuestro modo de presentar las convicciones cristianas, y la forma de tratar a las personas, han ayudado a provocar lo que hoy lamentamos… (La alegría del amor, n.36). “Durante mucho tiempo creímos que, con sólo insistir en cuestiones doctrinales, bioéticas y morales, sin motivar la apertura a la gracia, ya sosteníamos suficientemente a las familias, consolidábamos el vínculo de los esposos y llenábamos de sentido sus vidas compartidas. Tenemos dificultad para presentar el matrimonio más como un camino dinámico de desarrollo y realización que como un peso a soportar toda la vida” (Id., n.37)

Comentario

¿Por qué aconseja el Papa Francisco una alta dosis de humildad y realismo ante las crisis de las familias? Porque en algunos casos, no poco frecuentes, en vez de amor lo que se tiene es una doctrina conceptual, casi una ideología, pero no una vida vivida aquí y ahora en el don y en la acogida reales hacia los familiares concretos. Hay quienes, sosteniendo en la mente una doctrina ideal sobre el amor, hacen imposible la vida familiar, maltratando y amargando a quienes dicen querer. Hay quienes, en el plano ideológico, son “partidarios” de la familia y sostienen, como un slogan político, que “la familia es muy importante”. Pero en su vida familiar concreta son unos amargados, ven la exigencia de darse y acoger a los suyos –cónyuge, hijos, abuelos– como una carga pesada y de por vida, y sienten el hogar como una prisión que les impide vivir libremente.

El mayor enemigo de la familia son las malas familias. Una familia se corrompe cuando no la gobierna el amarse de verdad y, por causa de otras fuentes venenosas, pierde el clima y frutos que solamente el amor infunde a un hogar. Familias sin amor son lo peor porque destrozan, fracturan y corrompen lo óptimo. Es difícil, a veces imposible, hacer entender a un joven qué es la paternidad, la maternidad, el matrimonio y la familia… si ha tenido padres en constante hostilidad, sin respetarse y cuidarse como esposos, que se han divorciado con graves traiciones y hostilidades, que le han maltratado, manipulado, descuidado o abandonado.

Las consecuencias negativas de una familia desestructurada o perversa pueden durar toda la vida de las víctimas. Hay muchos casos en que las destrucciones interiores son psicopatológicas y se extienden a otras generaciones.

Tu familia es la mejor de tus potencialidades, a lo largo de toda la vida, desde que naces hasta que mueres. Cuida ese tesoro de humanidad. Es el mejor negocio de tu vida.

Temáticas: Familia