Dios tiene un mensaje para cada familia

Dios tiene un mensaje para cada familia

Rosario García Naranjo

EspañolEspañol | English English

Dios no solamente tiene un mensaje para cada persona, sino también para cada familia. Es un plan para una historia viva, singular. Lo más lejano a las rutinas. Precisamente, en cuanto familias, nos sería una gran riqueza aprender a reconocer y a realizar “nuestra historia”, la que Dios sueña para nosotros juntos.

Fragmento Original

“El Evangelio de la familia atraviesa la historia del mundo” (La alegría del amor, n. 63)

Comentario

Nos hemos acostumbrado a escuchar las Escrituras fijándonos en las personas de las que se nos habla. Por otro lado, también al escucharlas, lo hemos hecho buscando un mensaje para cada uno de nosotros: ¿qué me está diciendo Dios a mí, cómo aplicar ese mensaje a nuestra vida? Una lectura de personajes singulares para lectores también individuales.

Las Escrituras van más allá. También en toda la Biblia están presentes las familias de esas personas. Están presentes como familias. Para cada una, su propia historia. Nada de rutinas aburridas, vacías. Lo más apasionante e inesperado. También lo más grande y vivo.

Hay un mensaje personal, pero también hay un mensaje para nuestras familias. Dios habla a cada una. Tiene un mensaje para el conjunto unido que son. Un mensaje que es la historia de su vida y de sus generaciones futuras. Un relato posible, ofrecido a nuestra libertad y capacidad de amarnos, una historia fascinante.

Como todo lo que ingenia Dios, de su Amor y Vida viene. Por eso, la historia que su mensaje trae para nuestra familia es apasionante, supera toda rutina, y es grande, magnífica. Es extraordinario descubrirla y ponerla en obra.

Temáticas: Familia