La verdadera cultura del amor

La verdadera cultura del amor

César Chinguel

EspañolEspañol | English English

Cada familia, cuando se ama y se mantiene amando, es una luz para su entorno, un faro en la oscuridad del mundo.

Fragmento Original

«La alianza de amor y fidelidad, de la cual vive la Sagrada Familia de Nazaret, ilumina el principio que da forma a cada familia, y la hace capaz de afrontar mejor las vicisitudes de la vida y de la historia. Sobre esta base, cada familia, a pesar de su debilidad, puede llegar a ser una luz en la oscuridad del mundo. “Lección de vida doméstica. Enseñe Nazaret lo que es la familia, su comunión de amor, su sencilla y austera belleza, su carácter sagrado e inviolable; enseñe lo dulce e insustituible que es su pedagogía; enseñe lo fundamental e insuperable de su sociología” (Pablo VI, Discurso en Nazaret, 5 enero 1964)». (La alegría del amor, n. 66)

Comentario

La verdadera cultura del encuentro amoroso surge natural en la vida de familia. Los defectos de cada uno pierden peso frente a la comunión de amor que puede vivir una familia. Todos necesitamos de familias unidas por el amor para iluminar con alegría la vida ordinaria. La sabiduría radica en saber amar, y en la familia el don y acogida gratuitos de padres e hijos lo hacen posible. Una sociedad saludable está compuesta de familias imperfectas que se aman con locura.

Temáticas: Vida familiar